La preservación de los recursos naturales se ha convertido en un tema que importa y preocupa a la población mundial. De manera particular o empresarial, la mayoría, de algún modo, se ocupa de aportar para tener un ambiente más protegido. Puerto Escondido Dive Center es una de las entidades que se ocupa de realizar y promover actividades de conservación en las costas del estado Aragua. La iniciativa busca una recuperación de ese ecosistema actualmente degradado, como lo es el arrecife de coral. Los arrecifes de corales en el ámbito mundial han experimentado un deterioro a largo plazo, a causa de la sobrepesca, impactos físicos, contaminación y, más recientemente, por el cambio climático. En Aragua hay varias especies que merecen especial atención:

Corales

El género de Coral Acropora alguna vez dominó los arrecifes del Caribe por ser especies de rápido crecimiento, pero este genero ha experimentado una disminución significativa de la población de alrededor de un 90%. En Puerto Escondido Dive Center, preocupados por esta situación, conformamos e instruimos grupos de voluntarios utilizando el protocolo de monitoreo de arrecifes de coral de Reef Check (www.Reefcheck.org), el cual mediante una metodología sencilla permite recabar datos sobre especies indicadoras de la salud del arrecife (peces, invertebrados y sustrato).

Tortugas Marinas

En Venezuela se encuentran cinco especies de tortugas marinas, de las cuales cuatro desovan en el país (sólo no desova la Lepidochelys olivacea). La legislación en el país considera a todas las especies de tortuga marinas en Peligro de Extinción (República de Venezuela, 1970, 1996a,b) y cualquier acto lesivo hacia estas especies se juzgará de acuerdo a las previsiones de la “Ley Penal del Ambiente” (República de Venezuela, 1992). El interés por conservar los recursos naturales del país ha crecido en los últimos veinte años, no solo por parte del gobierno, sino también por las organizaciones no gubernamentales las que han jugado un papel muy importante en programas de conservación. El estado Aragua es una de las áreas del país donde los esfuerzos por conocer la ubicación de las áreas de anidación y alimentación son escasos. De siete localidades mencionadas como sitios confirmados o de referencia para el estado en el Plan de Acción para la Recuperación de las tortugas Marinas de Venezuela (Guada y Solé, 2000), no se cuenta con información reciente pertinente. Sin embargo, cada año durante la temporada de anidación, hay denuncias de saqueos de nidadas a lo largo de la línea costera. Siguiendo recomendaciones del Plan de Acción mencionado y considerando que las tortugas marinas son especies en peligro de extinción y como tal, se consideran dentro de las líneas prioritaria de la Estrategia Nacional de Diversidad Biológica, se considera prioritario es indispensable realizar esfuerzos para generar la información básica indispensable para establecer acciones pertinentes de investigación y conservación. La Red de Estudio y Conservación con Tortugas Marinas del Estado Aragua (RECTMA) realizó actividades de caracterización básica del uso de las playas por parte de las tortugas marinas, desde La Ciénaga hasta Paraulato, durante las temporadas 2010 y 2011.

El Pez León

El Pez León (Pterois volitans, P. miles) es un representante de la familia Scorpaenidae, característico de las aguas de los Océanos Índico y Pacífico. Muy llamativo por sus vistosos colores corporales y lo ornamentado de sus aletas, la especie siempre ha resultado muy atractiva para los aficionados del acuarismo, quienes han incentivado su comercio internacional facilitando su exportación a partir de estas aguas. A consecuencia de ello, ha sido introducido posiblemente de forma accidental en las aguas del Atlántico Occidental y se ha convertido en una plaga, ya que representa una seria amenaza para la fauna local de peces e invertebrados sobre de los cuales se alimenta y un riesgo para el equilibrio de los ecosistemas marinos de la región. Por otra parte, la naturaleza tóxica de la sustancia que puede ser inoculada por medio del contacto con las espinas de sus aletas dorsal, pectoral y pélvicas hace que sea una especie de cuidado y consideración desde el punto de vista de salud pública, debido a lo doloroso de las lesiones que puede causar al bañista desprevenido o a quien manipule al pez de forma indebida. Numerosas iniciativas se han venido desarrollando a lo largo de los diferentes países de la región donde se ha venido reportando su presencia, muchas de las cuales buscan mantener bajo control las poblaciones de esta especie. Pensar en la erradicación total luce poco probable y algunos esfuerzos en este sentido pueden resultar extremadamente costosos y poco prácticos (Fuente: http://pezleon.cbm.usb.ve/).